RECORRIDO EN PIRAGUA

RÍO GUADIANA

Este recorrido se desarrolla en una sección tranquila del Guadiana, río arriba del famoso Pulo do Lobo, y entre los molinos Velho y la Azenha de Ordem, pudiendo subdividirse en 3 tramos de 4 a 6,5 km cada uno. El trayecto es tranquilo y fluido y gran parte de él tiene aguas tranquilas, excepto unos pequeños rápidos que se localizan especialmente en las represas de los molinos y que añaden emoción al paseo. Los niveles de dificultad se sitúan hasta el nivel 2, por lo que el recorrido puede ser realizado por participantes sin experiencia.

1/1

FICHA TÉCNICA

• Tipologia: Recorrido por el Guadiana
 

• Distancia: 16,5km
 

• Grado de dificultad: 1 y 2
 

• Punto de partida y llegada: 
  A - Moinhos Velhos a Ponte de Serpa (6km)
  B - Ponte de Serpa a Moinho da Amendoeira (4km)
  C - Moinho da Amendoeira a Azenha da Ordem (6,5km)

 

Coordenadas geográficas: GPS: N: 40º 02.752’ W:007º48.155’
 

• Motivos de interés: Guadiana; Moinhos Velhos; Moinho da Amendoeira; Azenha da Ordem

© Vasco Neves

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO

Esta sección del gran río del Sur nos revela una belleza inigualable de un territorio poco manipulado y que proporciona a quien llega un cierto regreso a los orígenes. Los antiguos molinos del Guadiana nos van regalando su presencia.

 

Las Azenhas son los antiguos molinos del Guadiana. Su nueva construcción sólida y robusta estaba ajustada al régimen torrencial de crecidas que el río tenía y que ahora, con la construcción del embalse del Alqueva, ya no se hace sentir.

Era en estos molinos donde se molía gran parte del cereal producido en las amplias llanuras alentejanas. La molienda era asegurada en estas Azenhas pero también en molinos en las orillas y de viento que funcionaban en complementariedad para que no faltase la harina durante el año.

Su aparición en el Guadiana se remonta al siglo XIII pero fue en el siglo XVII cuando se instaló una gran parte para hacer frente a las necesidades de una población en crecimiento.

Fueron propiedad de la corona, de la alta nobleza y del clero y posteriormente de labradores, molineros y "maquilões", las personas que transportaban la harina desde y hasta los molinos.

A partir de los años 30 del siglo pasado, estos molinos empezaron a decaer y en los años 60 sucumbieron, siendo sustituidos por las más eficientes fábricas de molienda.

 

Actualmente son testimonios de modos de vida tradicionales que tuvieron mucha importancia en la región. Imaginar cómo sería el bullicio de estos locales cuando estaban en funcionamiento o intentar entender cómo sería el día a día del molinero son buenos ejercicios de recreación. Si consigue hablar con alguien conocedor de la actividad o familiares de antiguos molineros será seguramente una experiencia que no olvidará.

© Vasco Neves

logo_município-01.png

Copyright © 2019, C. M. Serpa - todos los derechos reservados.   Design Cores ao Cubo

Idealización, textos y fotografías (salvo excepciones indicadas), y coordinación