© Shutterstock

RUTA

CON LAS AVES DEL ALENTEJO

En la "Ruta con las aves del Alentejo", de la autoría de Miguel Pais y Rogério Cangarato, el primer lugar de visita recomendado es el Alto de S. Gens. Una impresionante vista en todas las direcciones, que deja adivinar hacia el sur todos los contornos de Alcaria Ruiva, pequeña sierra cercana a Mértola y, en la otra orilla del Guadiana, la gran Serra do Caldeirão, en territorio algarvío. Al norte, el imponente macizo de Sierra Morena, que se desliza suavemente hacia la Serra de Portel, recorta los contornos del horizonte.

EL ALTO DE S. GENS

Es, de hecho, uno de los mejores lugares para entender la posible interconexión entre algunas grandes sierras de la cuenca del Guadiana, visibles también a través de las acentuadas depresiones que se adivinan en el paisaje a lo largo de los valles del Guadiana y del Chanza, río fronterizo que nace en Sierra Morena y delimita la mitad sur del margen izquierdo del Guadiana, ya en territorio portugués.

 

Los alrededores de Serpa son principalmente utilizados para la explotación de cultivos típicamente mediterráneos, como el olivar. La diversidad de paseriformes asociada al matorral bajo y a los olivares es, aquí, grande y aconsejamos paradas y recorridos a pie para identificar los rincones de las distintas especies que se esconden entre los densos follajes (mirlos y tordos, estorninos, carboneros, chochines, sílvidos y currucas zarceras, entre otras).

(Haga clic en las fotos para ver los créditos)

A partir de Serpa, hacia el sur, existen dos alternativas: el valle del Guadiana, en la zona del Pulo do Lobo (atravesando una tipología de hábitat verdaderamente típica de la Sierra de Serpa), o la carretera nacional Serpa - Mértola, donde se puede conocer el lindísimo arroyo de Limas y el no menos imponente río Chanza. La diversidad ornitológica es grande y el mejor consejo que se puede transmitir es tener más de un día para conocer todos los rincones accesibles desde las carreteras nacionales, siempre sin perturbar la fauna y sin dañar la flora.

Entre Serpa y Vale do Poço, por la carretera que pasa al Pulo do Lobo, la Sierra de Serpa muestra su historia reciente de sobreexplotación del montado íntimamente relacionada con la gran necesidad de combustible (leña/carbón) para la mina de S. Domingos. El montado está envejecido y es bastante disperso. En este paisaje casi abandonado de usos humanos actuales, domina una morfología ondulada (que indujo la toponimia de "sierra" en el vocabulario colectivo local), donde se puede observar con relativa facilidad el elanio común y, en las zonas donde abundan los matorrales, la curruca tomillera.

La aproximación al Pulo do Lobo y al río Guadiana introduce al observador

en la zona de las grandes águilas: águilas reales y perdiceras están presentes como nidificadoras, además de que la zona es visitada regularmente por individuos no reproductores que pasan por las zonas más abiertas o las proximidades de los nidos en los que nacieron.

En el Pulo do Lobo el paisaje es impresionante. Matorrales de jara dominan las cuestas a la sombra de las grandes rocas talladas por el Guadiana, que aquí aprietan su curso y albergan todas las especies propias de las zonas más remotas de esta región del país, tales como la cigüeña negra o el búho real, el alzacola rojizo y varias especies de mamíferos y carnívoros.

Cerca de la población de Vales Mortos, una carretera secundaria conduce a Corte de Pinto y, a partir de la ella, hacia el Este, salen varias carreteras de tierra batida en dirección al río Chanza. Junto con algunos sectores del valle del Guadiana es una de las zonas a las que no se habrá sometido a la intensa "campaña del trigo" (que introdujo cereales en zonas no apropiadas, lo que generó una profunda degradación de la cubierta vegetal), y mantiene, aún hoy, una vegetación con una estructura bastante íntegra. Es otra vez momento de estar atento a la presencia de aves rapaces diurnas y nocturnas, además de especies rupícolas y paseriformes asociadas a las líneas de agua y matorrales cerrados. Es una de las zonas en las que la detección de los interesantes alzacolas rojizos, currucas tomilleras y currucas rabilargas es más fácil, debido a su relativa abundancia. Las zonas de caza de régimen ordenado (turísticas y asociativas) son aquí dominantes y es siempre necesario respetar la propiedad privada y obtener eventualmente una autorización para entrar en sus límites.

© CMS

1/2
logo_município-01.png

Copyright © 2019, C. M. Serpa - todos los derechos reservados.   Design Cores ao Cubo

Idealización, textos y fotografías (salvo excepciones indicadas), y coordinación